Ya son tres los casos de particulares que al momento de pretender vender algún bien inmueble, descubren que éste ya fue vendido por terceras personas, reveló el presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), René Treviño.
“Son casos que se han dado por suplantación de identidad, donde necesariamente intervienen vivales que se hacen pasar por agentes inmobiliarios, los cuales lamentablemente operan en el marco de un sector que no cuenta aún con reglamentación puntual para ejercer la actividad”.
Refirió que si bien la ley que rige los procedimientos del mercado inmobiliario fue aprobada en el año 2017 en la entidad, hay pasos pendientes que cubrir para que deje de ser letra muerta y se garantice a la población un servicio seguro y al gremio, el blindaje a los expertos.
En conferencia de prensa, René Treviño indicó que AMPI como organismo nacional cuenta con código de ética que rige el desempeño de sus asociados, no obstante localmente son unos cuantos los que están adheridos a esta asociación.
En ese sentido, indicó que AMPI cuenta 34 asociados que a su vez supervisan el desempeño profesional de otros 170 agentes, no obstante la realidad del mercado inmobiliario es que es operado por al menos 1,500 más.
Muchos de ellos son agentes eventuales que operan en sus ratos libres y por lo tanto no están actualizados ni tienen conocimiento y capacitación para asegurar un trabajo correcto, en detrimento de sus clientes.
“Lo que se busca con el cumplimiento de la ley que ya se tiene, es que se forme el padrón de agentes autorizados, y éstos se incorporen a la dinámica prevista de mantenerse actualizados mediante una capacitación permanente”.
Respecto de los fraudes, indicó que hay al menos tres casos conocidos, donde las operaciones se llevaron a cabo por suplantación de identidad, fueron procesados y resueltos, previa inversión de tiempo y esfuerzo para acreditar hechos y propiedades legítimas.
Finalmente, dijo que el control del gremio vendrá a beneficiar a la sociedad, pues toda persona que requiera los servicios inmobiliarios para comprar, vender o rentar, tendrá la seguridad de que va a tratar con gente profesional y que su patrimonio no estará en riesgo.