Sara Cristina Ochoa Mora
Agencia Reforma

Guadalajara, México.-Con 27 casos confirmados de Coronavirus en Jalisco y otros 118 en el país, la fe de los seguidores de la Virgen de Zapopan aumenta día con día.

Y es que “La Generala”, es considerada además la patrona de las pestes, tempestades, rayos, y lo más adecuado a la actual crisis sanitaria: las epidemias en el mundo.

Por ello, hoy por la mañana, la Basílica de Zapopan se llenó de personas, en su mayoría adultos mayores, quienes con cubrebocas acudieron al recinto a pedir que se cumpla el milagro de contener el virus y los contagios, los cuales ya suman más de 200 mil enfermos y 8 mil muertes alrededor del mundo.

La historia data desde el año 1695, cuando en Guadalajara ocurrieron una serie de epidemias e inundaciones, razón por la que los pobladores optaron por llevar la imagen de la Virgen a las zonas más afectadas y aseguran que logró aliviar todos los males.

Casi 40 años después, específicamente en 1734, la zona sufrió nuevas epidemias, por lo que los devotos comenzaron a rezarle y la situación mejoró.

Ahora, en pleno 2020, las eucaristías dentro de la Basílica tuvieron que cambiar el saludo de la paz por una reverencia, y la entrega de la comunión se modificó a realizarlo a las manos de los feligreses, pero los zapopanos buscan en “La Generala” una ayuda divina ante la inminente llegada de la Fase 2 al país, donde los contagios de Covid- 19 comenzarán a ser comunitarios, y el cual se espera ocurra durante las últimas semanas de marzo.

Además, otras medidas como la colocación de dispensadores de gel antibacterial, fueron colocados a la entrada del recinto, cumpliendo con los protocolos de la Secretaría de Salud.

Como MURAL publicó, la venta de artículos religiosos e imágenes de la Virgen, aumentaron desde que se confirmaran los primeros casos de Coronavirus en el país.

“De ordinario, todos los fieles y piadosos, particularmente los que vienen de otras ciudades siempre vienen a pedir por cosas como enfermedades o infecciones, pero estos días se han vendido más artículos”, comentó Laura Elena Sánchez, encargada de la tienda de reliquias dentro de la Basílica.

“Cada sacerdote está organizándose y dentro de las celebraciones ellos irán mencionando las peticiones por el coronavirus”, concluyó.

Sin embargo, aunque la Conferencia del Episcopado Mexicano recomendó la cancelación de misas y actos masivos en las parroquias, la Arquidiócesis de Guadalajara, por medio de el Cardenal Francisco Robles Ortega, explicó que las homilías continuarán.