Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) acusan que se ha rezagado el pago de la incapacidad por embarazo o enfermedades como Covid-19 hasta por seis meses.

En algunos casos se informó que se debe a presunto robo de identidad, pero en otros no se ha aclarado el motivo.

Mariana Martínez afirma que en más de seis meses no ha podido cobrar su incapacidad por maternidad. Por ello, a través de redes sociales pidió apoyo al titular del Seguro Social, Zoé Robledo.

En entrevista comentó que el pasado 11 de noviembre realizó este trámite en la Unidad de Medicina Familiar (UMF) 51, sin embargo fue notificada que su incapacidad no podría ser cobrada porque en junio pasado, cinco meses antes, se habría hecho ese pago a su nombre en Ciudad del Carmen.

“Investigando resulta que sufrí de suplantación de identidad, y toda la información que habían ingresado a sistema era falsa. No me querían dar la incapacidad, así que tuve que meter presión y hablar hasta con el director de la clínica para que me la expidieran y así fue”, añadió.

El proceso está en investigación, pero la mujer exige que se acelere debido a que se ha afectado su economía.

Señaló que al acudir se encontró con más casos similares, por lo que pidió se refuercen los mecanismos de control en la captura de datos.

Como ella, Nancy Vara espera este pago. Refirió que desde el 24 de marzo le extendieron la incapacidad por maternidad, pero no la ha cobrado.

“Ya hasta nació mi bebé y no me han dado ningún pago”, contó.

En la clínica le dijeron que hay problemas de retraso por más de un mes.

“Prácticamente ya pasaron tres quincenas y no me han pagado absolutamente nada, la gente dice que incluso lleva cuatro meses esperando su incapacidad y ya me alarmé”, expuso Vara.

Griselda García tuvo Covid-19 y ha esperado mes y medio por el pago sin que le aclaren a qué se debe la tardanza.

REFORMA buscó postura del instituto sin obtener respuesta.