Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Sólo para los 29 estudios de preinversión de lo que será el Parque Ecológico Lago de Texcoco, el Gobierno federal le solicitó a la Secretaría de Hacienda un presupuesto de 221 millones de pesos.
El proyecto prevé inundar las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).
“Debido a que dichos estudios son la base para la ingeniería técnica y de detalle, no ha sido posible realizar los proyectos ejecutivos, que contemplen todos los elementos de carácter técnico, que definirían las acciones de obra necesarias”, explicó la Conagua a Hacienda en el documento de marzo pasado, en el que se justifica la solicitud de presupuesto.
El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México tenía al menos once estudios, pues el NAIM iba acompañado de múltiples obras hidráulicas, pero Conagua admitió que no son útiles para su nueva vocación.
Los estudios requeridos incluyen topografía, geotecnia, geohidrología, impacto urbano, necesidades de infraestructura deportiva y cultural en municipios aledaños, saneamiento de aguas, y una decena de estudios de impacto ambiental.
Se requiere un Plan de Negocios para la operación del nuevo parque, diversas asesorías arquitectónicas y estudio costo-beneficio, puntualiza la Conagua.