Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Secretaría de Salud hizo un llamado a la población a evitar compras de pánico de cubrebocas, gel antibacterial y desinfectantes, así como la “epidemia del miedo” ante la llegada del coronavirus al País.

Cuestionado sobre el aumento de las compras y el surgimiento de un mercado negro de estos productos, Hugo López-Gatell, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, advirtió sobre cómo reacciona la población ante un evento nuevo, como el del coronavirus, y recurre a medidas que en realidad no protegen.

“El tema de cómo reacciona la sociedad ante los retos de salud a veces no tiene que ver con los riesgos reales. (…) Los eventos nuevos son percibidos como más riesgosos que los eventos que van lentamente y que son antiguos, aún cuando la realidad sea que es incomparable el riesgo de los eventos antiguos o de larga instalación, como las enfermedades crónicas metabólicas asociadas con la mala alimentación.

“Las epidemias de enfermedades infecciosas, uno tiene que considerar dos epidemias al mismo tiempo: la epidemia propiamente del agente infeccioso, en este caso el nuevo coronavirus, y la otra epidemia que es la del miedo, el miedo se difunde de manera epidémica (…). Se propaga, se contagia de persona a persona, pero también por otros medios como los medios de información y genera reacciones de pánico que no tienen que ver con lo que sirve”.

Respecto al uso de cubrebocas clásicos que se pueden comprar en supermercados y tiendas aclaró que “no sirven para proteger”, ya que no disminuyen el riesgo de que se pueda adquirir no sólo el coronavirus sino más de 200 virus que existen todos los días y en todas partes.

“Comprar este tipo de cubrebocas actúa como un mecanismo de tranquilización que uno busca, también es parte de la naturaleza humana, ante la incertidumbre pues yo me protejo”, dijo.

“Pero sepan ustedes que no hay evidencia científica que muestre que realmente sirve”.

Quien esté enfermo y tenga, tos, fiebre y estornudos, aclaró López-Gatell, ayuda a los demás, a la familia, si se pone uno de esos cubrebocas.

“Lo mismo los geles y desinfectantes de superficies, hay que tener higiene en general, es bueno, pero no por el coronavirus, hay que tener higiene, la porque ayuda a disminuir la carga de virus, bacterias y parásitos en superficies de contacto de uso común, pero no hay que tener medidas extraordinarias de comprar toda una reserva de este tipo de desinfectantes”, explicó.

“No existe tampoco una utilidad”.

El riesgo de transmisión en México, insistió, es considerablemente bajo, por lo que pidió no recurrir ni instar a compras de pánico de estos productos.

“Tampoco la población en general tiene que correr a ponerse esos cubrebocas”, sostuvo, ya que la protección realmente es mínima.