Juan Carlos Rodríguez
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- El Municipio de Santiago pidió hoy al Gobierno federal y estatal que sea declarado zona de desastre y se emita una declaratoria de emergencia tras el paso de la tormenta Alberto.

David de la Peña, Alcalde del Municipio informó esta tarde que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y el Gobernador, Samuel García, inicien estos protocolos para que sean atendidos los daños.

Dijo que Santiago necesita apoyo urgente para restablecer la comunicación con las comunidades de la Sierra, luego de que las abundantes precipitaciones destrozaron la Carretera a Laguna de Sánchez y los caminos rurales; además de reparar la infraestructura urbana, atender los desperfectos en la Carretera Nacional y apoyar a la comunidad afectada en su patrimonio.

«Presidente, Andrés Manuel López Obrador; Gobernador, Samuel García, este es el momento de ser solidarios, la magnitud de los daños supera nuestras capacidades locales. Requerimos brindar ayuda humanitaria inmediata, reconectar las comunidades de la Sierra; reparar nuestra infraestructura, los pavimentos, los vados, los puentes que han resultado afectados, para volver lo más pronto posible a la normalidad».

El paso de «Alberto», señaló el Municipio, dañó puentes y destrozó vados y caminos; arrasó con el pavimento de calles completas; derribó árboles, bardas y postes; inundó viviendas y dañó el patrimonio de muchas familias santiaguenses.

«Si bien, nuestra Presa Rodrigo Gómez-La Boca ha recuperado su nivel, las precipitaciones que han acumulado más de 300 milímetros y hasta 600 milímetros en la Sierra, han provocado severos daños en nuestra infraestructura municipal. Estas afectaciones están rebasando nuestra capacidad de operación y respuesta»», agregó.

Añadió que el personal de Servicios Públicos y de Protección Civil atiende estas contingencias pero las lluvias continúan y los daños siguen creciendo.