Puntualiza Raúl Reyes Agüero que no es dirigente de Morena en Aguascalientes y sólo es comisionado del partido, encomienda que le hizo el enlace político nacional para Aguascalientes, David Monreal Ávila, con el fin de únicamente dar continuidad a los trabajos del calendario electoral. De ahí que llamó a los militantes inconformes a dialogar o en su caso hacer uso de los cauces que brinda el partido a lo interno a fin de dirimir las diferencias.
En entrevista con El Heraldo, aclaró que su nombramiento de ninguna manera lo convierte en presidente de Morena en la entidad, tal como pelean algunos miembros del Consejo. “Desde luego que no soy presidente ni tampoco he pretendido nunca violar una norma estatutaria, porque este fue un acuerdo nacional donde todos los consejeros aceptaron cuál era la posición en esa misma reunión, en el Congreso Nacional del pasado 19 de agosto, todos lo aceptaron y convalidaron. Es una posición sólo de operatividad y de trabajo”.
En tal sentido, negó que detrás de él haya personajes políticos del estado que ya no están gobernando, ante su pasado priísta, enfatizando que en su momento decidió sumarse a Morena creyendo en el proyecto del actual presidente Andrés Manuel López Obrador de la cuarta transformación. Por lo anterior, llamó a los militantes inconformes a sentarse a la mesa del diálogo o bien acudir a los conductos intrapartidarios a fin de dirimir las diferencias, dudas o controversias al respecto.
Finalmente, a pesar de este conflicto interno, Reyes Agüero negó que ello vaya a afectar a Morena de cara al proceso electoral local, afirmando que la población tiene muy clara su preferencia electoral “Vamos bien, hay encuestas que nos van midiendo y esto ha creado algunos nerviosismos en otros partidos, que es lógico y comprensible porque Morena va creciendo, entonces no es una situación que pueda ocasionar una merma en la rentabilidad del partido”.