De las cerca de cuatrocientas ochenta colonias y fraccionamientos que operan en la ciudad de Aguascalientes, sólo el 10% cuenta con el programa de Vecino Vigilante, cuyo esquema debe mutar a “Comités de Buen Orden”, con el enorme reto de que funcione uno por lo menos por cada colonia, aseveró el secretario de Seguridad Pública, capitán José Héctor Benítez López.

Agregó que el programa de “Vecino Vigilante” funcionó en su momento, pero ahora ha quedado obsoleto, porque se limitaba a reportar a la policía cuando se detonaba un hecho delictivo, llegaban los elementos, se neutralizaba y se ponía a disposición del Ministerio Público.

Sin embargo, ahora, con la llegada del Nuevo Sistema de Justicia Penal, debe existir una persona que señale al presunto responsable del hecho delictivo, y hasta ahora no hay ciudadanos que hayan comenzado a colaborar en el cambio de conductas y culturas acorde a la nueva legislación.

Aseveró que la Policía de Proximidad tiene la encomienda de realizar esa transformación en la cultura de la prevención en la ciudadanía, donde la gente sepa qué hacer en momentos de inseguridad o emergencia.

El funcionario municipal señaló que el programa de Vecino Vigilante es bueno, pero debe explicarse su nueva dinámica, porque la ley así lo exige, se necesitan hacer cosas diferentes para obtener resultados diferentes. Y para ello se trabaja en la capacitación con vecinos en las diferentes colonias citadinas, cuyo proyecto va lento, pero es importante que se comprenda cuáles deben ser las decisiones a tomar en los lugares de los hechos.

Hoy en día se cuenta con 60 elementos de proximidad, que junto con el Secretario de Seguridad Pública capacitan a los ciudadanos en áreas que van más allá de la prevención del delito, en la prevención de la violencia y la delincuencia. “Durante años estuvimos mal, puesto que se quería prevenir la delincuencia, pero ahora se deben prevenir las conductas antisociales para tener éxito en la armonía en la comunidad, y cuando ésta se rompe entra la actuación policiaca”.

Benítez López señaló que autoridad policiaca y ciudadana tienen el reto de lograr que la sociedad viva en armonía y no sólo buscar la seguridad pública, “la farmacodependencia debe combatirse desde varios frentes y no sólo detener el narcomenudeo o narcotráfico, por tanto debe haber un equilibrio con acciones que permitan rescatar a las personas de las condiciones en donde se encuentran”.

“Mientras exista quién compre productos robados, habrá quién venda, y esta realidad ha comenzado a abordarla la Policía Municipal para lograr cambios de fondo, pero se requiere de la colaboración ciudadana”, enfatizó.