Héctor Gutiérrez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El PRI presentó ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) una denuncia en contra del Partido del Trabajo (PT) por supuesto desvío de recursos públicos a los que se les pudo dar un uso proselitista.
El tricolor pide investigar al dirigente petista Alberto Anaya y a su esposa, Guadalupe Rodríguez, acusados de malversar al menos 100 millones de pesos que fueron destinados en Nuevo León a Centros de Desarrollo Infantil (Cendis), los cuales son operados por el PT.
La denuncia fue presentada en la Fepade, acéfala desde finales de octubre, por la representante priista ante el INE, Claudia Pastor, y el senador José María Tapia, secretario de Acción Electoral del CEN priista.
El legislador priista consideró que la Fepade debe actuar en uso de sus atribuciones legales para determinar si el PT cometió un delito electoral a través de los referidos desvíos.
«Esto es en contra del Partido del Trabajo y de su dirigente así como de la esposa del dirigente del Partido del Trabajo por considerar mediante información que ha circulado en diversos medios y por propias actuaciones de la Procuraduría General de la República que fueron constitutivas de delito», subrayó Tapia.
El PRI presentó otra queja ante el INE, en la que demanda que se investigue si los presuntos desvíos fueron utilizados para financiar campañas proselitistas del PT.