Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-México está en una fase de incremento de la epidemia de Covid-19, por lo que es fundamental que en verano, de reapertura turística y mayor actividad económica, la población continúe adoptando las medidas de protección, advirtió Ciro Ugarte, director de Emergencias en Salud de la Organización Panamericana de la Salud.
El experto indicó que durante esta época es mucho más complicado mantener el distanciamiento físico.
“Es un desafío porque, por un lado, el avance de la vacunación da un sentimiento de seguridad, y todos quisiéramos ya salir de esta pandemia, y al mismo tiempo ha sido demostrado, una vez más, que cuando bajamos la guardia, el número de casos aumenta significativamente.
“Es una responsabilidad compartida entre la población, las autoridades de salud y políticas del País; esperemos que este incremento de casos pueda ser controlado en relación con la capacidad de los servicios de salud que todavía tiene capacidad, en caso de México, y por tanto la reapertura económica no cause mayor impacto”, indicó en conferencia de prensa.
Por otra parte, Carissa Etienne, directora de la OPS, advirtió sobre la “pandemia” de los no vacunados contra Covid-19.
“La única manera de interrumpir esto es con la expansión de la vacunación”, dijo.
Las vacunas son esenciales incluso si no hay ninguna vacuna que tenga una eficacia del 100 por ciento.