Isabella González
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Ante la epidemia de Covid-19, el Gobierno de México no debe de bajar la guardia en el monitoreo, las medidas de distanciamiento social o en el fortalecimiento de la capacidad de sus hospitales, afirmó Jarbas Barbosa, subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En la sesión informativa del organismo este martes, el experto dijo que el número de casos en México habla de que la pandemia sigue las mismas características de otros países de América Latina.

“En México, Brasil, Perú, Ecuador, Argentina, en Chile todavía lo que estamos monitoreando es el crecimiento de los casos y lo que se puede esperar para las próximas semanas es el crecimiento del número de casos”, expuso.

“Es muy importante que los ministerios de salud y los gobiernos sigan sin bajar la guardia, el monitoreo o las medidas de distanciamiento social o la preparación o el fortalecimiento de la capacidad de sus hospitales y servicios de salud”.

Barbosa destacó que en países tan grandes como México, la situación subnacional es distinta, por lo que cada autoridad nacional tiene que revisar cada estado.

“Pero en el promedio la transmisión todavía está creciendo y por eso es que hay que mantener el distanciamiento social y fortalecer los servicios de salud”, dijo Barbosa.

El especialista aseveró que un país tiene que estar seguro de que controló la transmisión antes de relajar las medidas de distanciamiento social, lo que significa tener un sistema de vigilancia efectivo.

“En este momento, en América Latina, hay que escoger bien para este momento antes de pensar en una transición”, afirmó.

En tanto, la directora regional de la OMS, Carissa Etienne, consideró que después de un periodo de distanciamiento social, cualquier intento a hacer la transición hacia medidas más flexibles debe tomarse con extrema cautela.

“Estas decisiones siempre deben basarse en los patrones de transmisión de la enfermedad, pruebas del Covid-19, capacidad y disponibilidad de camas”, manifestó.