Al presidir el Obispo de la Diócesis, Juan Espinoza Jiménez, la Misa Dominical del tercer domingo de Pascua y teniendo como marco la celebración del 1 de mayo, llamó al sector patronal para que hagan un esfuerzo y sea combatida la desigualdad laboral, pensando en ofrecer una mejor calidad de vida para sus empleados.
Desde Catedral, el Obispo pidió para que exista más justicia laboral, para que los empresarios a pesar de las adversidades que enfrenten, puedan finalmente hacer un esfuerzo y ofrecer mejores condiciones laborales.
Refirió que existen asignaturas pendientes de parte de algunos patrones quienes no otorgan las prestaciones de ley a sus trabajadores, lo que limita a sus respectivas familias a tener una vida digna.
Espinoza Jiménez agregó que el Día del Trabajo, tiene que servir para reflexionar en las tareas pendientes en esa materia y que se pueda ir trabajando para crear mejores condiciones, al señalar que muchos trabajadores han sido explotados y otros más lamentablemente han perdido la vida, esperando mejores oportunidades.
«Muchos trabajadores han muerto, otros explotados y otros sufren y no tienen lo necesario para vivir. Ojalá que en Aguascalientes nuestras empresas cuiden a sus trabajadores que les den lo necesario para tener una vida digna y que abran puertas para que ellos y sus familias tengan una mejor calidad de vida», expresó.

¡Participa con tu opinión!