Claudia Salazar 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante la aprobación del Día del Migrante Coreano para el 4 de mayo, Porfirio Muñoz Ledo condenó las ocurrencias en el Congreso y demandó que los legisladores dejen de hacer el ridículo.

El ex presidente de la Cámara de Diputados ironizó y propuso que, entonces, se apruebe el “Día del Bolillo”, el “Día del Futbol” o el “Día del Pozole”.

Desde la biblioteca de su casa, advirtió que tales declaraciones no tienen efecto jurídico y que sólo Gobernación podría modificar el calendario cívico del País.

“Este día no va a ser, no va a figurar en el calendario oficial, porque ninguno de los que se han adoptado ha sido reconocido por la única instancia legal competente, que es la Secretaría de Gobernación. Como dijo el clásico: qué manera de legislar”, expresó Muñoz Ledo, recordando la frase que pronunció, con palabras altisonantes y fuera de micrófonos, cuando Morena pretendía quedarse con la presidencia de la Cámara durante tres años.

Recordó que ya se han aprobado los días Nacional del Balance del Trabajo Familiar o el Nacional de las Mipymes mexicanas.

“Tenemos que suprimir, yo creo, todas estas ocurrencias. Ocurrencias, que no diré deshonran, pero que ridiculizan estos actos legislativos”, condenó.

Agregó que hace unos días se aprobó el Día de la Psicología y, con más ironía, dijo que también se podría declarar el de la filosofía, el de la arqueología, el de la matemática, el de las ciencias políticas y cualquier otro.

“Son, verdaderamente, iniciativas que nos caricaturizan como órgano creador y reformador del Estado, que es el Congreso de la Unión.

“Podríamos también declarar el día del futbol, que sería mucho más popular; el día del ocio, el día de las carreras de caballos, el día del bolillo, el día del pozole, el día de los amigos, el día de los compadres”, siguió Muñoz Ledo, al manifestarse contra la propuesta que mandó el Senado y que se turnó al Ejecutivo.

“Yo pido formalmente que cese este caos legal y este ridículo”, insistió el diputado de Morena, en el formato a distancia.

En su crítica al Día del Migrante Coreano, Muñoz Ledo aprovechó para reclamar la política migratoria del actual Gobierno, pues dijo que merecían más reconocimiento los migrantes de Centroamérica que son perseguidos por la Guardia Nacional.

“Sería más lógico que tuviéramos un día de Latinoamérica, un día de Guatemala, El Salvador y Honduras, cuyas migraciones reprime el Gobierno de México desde hace tres sexenios cuando menos, por presión de Estados Unidos. Y en lo que se ha especializado el Gobierno actual… la Comisión Permanente me impidió pasar una película en la cual está la Guardia Nacional golpeando y arrastrando a los migrantes. A ellos debiéramos homenajear primero”, lanzó.

Al final, la postura de Muñoz Ledo tuvo algo de eco, pues el Día del Migrante Coreano se aprobó con 384 votos a favor, 55 abstenciones y 12 en contra.