Con la ansiada aplicación de la primera dosis de la vacuna anti-COVID, se da luz de esperanza para el avance en la mejor prevención de los contagios, y si bien en Aguascalientes la intención es que la aplicación del biológico a las 4 mil 875 personas que son parte de la primera línea de atención a pacientes con el virus concluya en un par de días, también se espera que pronto lleguen las primeras dosis que se destinarán a los adultos mayores.

Así lo dio a conocer el gobernador Martín Orozco Sandoval, luego de presenciar la aplicación de la primera inoculación a los primeros dos médicos de primera línea COVID-19 que en orden fueron: Susana Gabriela Roque Hernández y Marco Alejandro Suárez Gutiérrez, seguidos por las enfermeras Caritina Álvarez Anguiano, Sonia Pedroza Macías y Claudia Elizabeth Luna Lozoya.

En conferencia de prensa posterior, Orozco Sandoval resaltó que si bien la vacuna es enviada por la Federación, el Gobierno Estatal cuenta con toda la infraestructura y lo necesario para encargarse de la aplicación, y en cuanto se concluya con este primer lote, se comenzará con la logística para que sea a partir de febrero, cuando sea posible atender a personas de la tercera edad, para lo cual se trabajará con la Sedena.

La propuesta para comenzar con la población abierta y que serán los adultos mayores, es que igualmente sea en los 10 hospitales y centros de salud, a fin de que, de ser necesaria una atención de emergencia, esté el sitio de terapia intensiva disponible para atender cualquier reacción que se pudiera registrar; en cuanto a las comunidades alejadas, podría utilizarse una ambulancia acondicionada también con servicios intensivos.

En el estado se cuenta con 88 centros de salud, algunos de los cuales están equipados con todo lo necesario en caso de ser éstos donde se pueda aplicar la vacuna al resto de la población y en su debido momento, pero “son detalles que se tendrán que afinar para febrero y crear la logística con la Sedena”.

SE ESPERA LA SEGUNDA DOSIS ANTES DE 21 DÍAS

Por su parte, Miguel Ángel Piza Jiménez, director del ISSEA, expresó que hay confianza en que el refuerzo para los que ahora están siendo vacunados, llegue antes de 21 días, “pero antes podrían llegar otras dosis para los de la tercera edad, y ante la imposibilidad de que hubiera algún retraso con el segundo lote, refirió que no hay mayor problema, puesto que una primera pústula permite la protección hasta en un 70%, con una segunda dosis alcanzaría el 95% de inmunidad.