Antonio Baranda
Agencia Reforma

LOS ÁNGELES, EU.-El Canciller Marcelo Ebrard planteó ayer hacer cambios y superar las diferencias en el hemisferio para que la Cumbre de las Américas, que concluyó ayer, sea la última con países excluidos, bloqueos económicos y una Organización de Estados Americanos (OEA) «agotada».
«Llegó el momento de cambiar. ¿Qué es lo que proponemos? Que para la siguiente Cumbre esté resuelto esto porque si no van a dejar de venir muchos países», expresó en el cierre del encuentro esta ciudad.
«Estoy seguro que este planteamiento va llevar a que esta sea la última Cumbre en donde estemos discutiendo una organización agotada como la Organización de Estados Americanos, última Cumbre que tengamos que discutir el bloqueo a Cuba, y última Cumbre que nos falten los pueblos de Cuba, Nicaragua Venezuela o cualquier otro pueblo».
Por segunda ocasión en la Cumbre, Ebrard reprochó el veto a los países que no fueron invitados y enfatizó que 20 de 32 naciones que hablaron durante el evento manifestaron su inconformidad con dicha exclusión.
El Secretario de Relaciones Exteriores detalló que otros 10 países se abstuvieron de opinar sobre este tema y solamente 2 -entre ellos Colombia- se manifestaron a favor de la exclusión que decidió Estados Unidos.
«Resumo: la mayoría de los países que estamos aquí presentes en esta Cumbre hemos manifestado nuestra oposición a que sean excluidos países de la Cumbre de las América», recalcó.
Como lo ha señalado el Presidente Andrés Manuel López Obrador en sus mañaneras, el Canciller subrayó que a cada nación le corresponde resolver libremente su forma de organización política.
«Nadie tiene el derecho de excluir a otro país por la razón que fuese y menos porque haya una diferencia política respecto de su régimen político».
Ebrard enfatizó que otra crítica recurrente durante la Cumbre fue a las tareas de la OEA, así como su «papel vergonzoso» en el caso de Bolivia.

¡Participa con tu opinión!