Los robos tipo hormiga y la reincidencia delictiva se han convertido en el principal dolor de cabeza para los establecimientos afiliados a la Cámara Nacional del Comercio (Canaco) en la entidad. Así lo reconoció su presidente, Humberto Martínez Guerra. Por lo anterior, pidió mejoras al marco legislativo para castigar enérgicamente a todo aquel que sea sorprendido cometiendo algún ilícito, al indicar que las leyes actuales desaniman a las propias víctimas a denunciar los robos sufridos.

El líder de los comerciantes agregó que, en lo que va del año, se han presentando alrededor de 750 denuncias formales ante la Fiscalía General del Estado relacionadas a robos cometidos contra establecimientos, cifra equivalente a un promedio de 5 hurtos al día de enero a mayo. El líder del comercio exigió a los próximos diputados que sea atendida una de las peticiones de los últimos años, cuyo centro radica en pedir que existan penas más severas para los ladrones y reincidentes.

“Queremos que no sea una puerta giratoria donde los ladrones ingresan y, de manera fácil, obtienen su libertad. Es ahí donde consideramos que la ley debe ser revisada y adecuada de acuerdo al comportamiento delictivo. El robo hormiga es una constante que debe ser frenada cuanto antes…” Humberto Martínez Guerra, Canaco Aguascalientes.