Verónica Gascón
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El sector empresarial lanzó un llamado al Gobierno federal para tener un respiro, que les permita, sin dejar de cumplir con sus obligaciones fiscales, hacer frente a la actual crisis sanitaria.
Los empresarios solicitaron diferir la presentación de la declaración anual, permitir el pago de impuestos en parcialidades y dar facilidades para el pago de luz, entre otros.
Ayer, la Secretaria de Salud publicó el Acuerdo para atender la emergencia sanitaria donde detalló que hasta el 30 de abril solamente podrán continuar en funcionamiento actividades económica esenciales relacionadas con el sector salud, sector alimentario, servicios esenciales de energía, supermercados y transporte, entre otras.
El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) solicitó de manera urgente la emisión de un Decreto a través del cual se otorguen diversas medidas de apoyo a las empresas.
Pidió diferir de inmediato la presentación de la declaración del ejercicio fiscal de 2019 tanto de personas físicas como de personas morales durante 6 meses, o permitir enterar el impuesto que resulte en la misma en 12 parcialidades actualizadas, sin recargos.
También solicitó la disminución automática de todos los pagos provisionales del ejercicio de 2020 y establecer un procedimiento expedito para agilizar la devolución de los saldos a favor de IVA.
“Con estas medidas se permitirá que las empresas puedan contar con un mínimo de liquidez necesaria, con la finalidad de preservar las fuentes de empleo”, afirmó el CCE.
Enoch Castellanos, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), aseguró que lo que se está pidiendo son medidas para incrementar la liquidez de las empresas.
“Lo que buscamos son ciertos diferimientos fiscales. En materia de ISR (Impuesto Sobre la Renta), estamos pidiendo que los pagos provisionales no se hagan, sino en la declaración anual se ajuste porque muchas empresas no van a tener utilidades”, describió.