Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Instituto Nacional Electoral (INE) pidió a la Cámara de Diputados 500 millones de pesos para la remodelación, construcción y ampliación de edificios, así como para el pago de rentas para el 2021.
Pese a que consejeros electorales y el Órgano Interno de Control han solicitado reducir dicha inversión, la Junta General Ejecutiva lo desestimó al considerar que los trabajos ya están en marcha.
En el presupuesto para el 2021, el organismo solicitó 295 millones para construir el próximo año las sedes de las juntas locales ejecutivas de Aguascalientes, Colima, Querétaro y Quintana Roo. Tan solo los proyectos ejecutivos costarán 18 millones de pesos.
Aunado a ello, se solicitaron 182.9 millones de pesos para el pago de rentas y conservación de inmuebles actuales, siendo los edificios de la Dirección de Administración, los que más gasto absorberán, con 72 millones.
En marzo, la Junta General aprobó el Programa de Infraestructura Inmobiliaria 2020-2022, por 459 millones de pesos para 23 proyectos de obra.
Este año se han aprobado 337.5 millones de pesos para obras en seis inmuebles, que estarán listas en los próximos meses.
De acuerdo con un informe del organismo electoral, pese a la pandemia se avanzó en la construcción de varios inmuebles. Por ejemplo, en las juntas ejecutivas de Yucatán y Zacatecas.
Mientras que en el edificio central de Tlalpan se realizan diversas obras por 60 millones de pesos; entre ellas, 10 oficinas para los nuevos partidos políticos, que aún no se define cuántos serán.
En Nuevo León se construye el inmueble de la junta local, con un presupuesto de 127 millones de pesos; sin embargo, el 18 de junio los licitantes no cumplieron con los requisitos, y volverá a convocarse.
Pero la remodelación de las oficinas de la junta distrital número 7, ubicada en Apocada, costarán casi el doble que la construcción de la estatal, pues están presupuestados 275 millones de pesos.
En Zacatecas, el mantenimiento de la junta distrital 4 contó con una inversión de 114 mil pesos y se calcula que esté listo en unas semanas.
Los 145 millones de pesos para la construcción del edificio en Guerrero ya están solicitados, no así los previstos para la adquisición de un inmueble en Sinaloa, por 40 millones de pesos, y en Tamaulipas por 35 millones de pesos.
En sus observaciones sobre el presupuesto del próximo año, la Contraloría interna del INE afirmó que en el Programa de Infraestructura sólo se contemplan los programas ejecutivos de los edificios de Querétaro, Colima y Quintana Roo, por lo que podrían cancelarse para generar ahorros.
“El Instituto cuenta con recursos suficientes para desarrollar los 12 trabajos de obra pública programados para 2021 y 2022, por lo que resulta complicado pensar que durante 2021 se vayan a adicionar dos proyectos de construcción de obra pública que, como ya se dijo, no están contemplados”, apuntó.