Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La organización Human Rights Watch (HRW) urgió ayer al Senado frenar la militarización en México con el rechazo a los cambios a la ley que permitan que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) tenga el control de la Guardia Nacional.
«Entregar a las Fuerzas Armadas el control total de las tareas de seguridad pública mientras se limita la capacidad de autoridades civiles de fiscalizar el actuar de los soldados desplegados en las calles, amenaza con agudizar el desastre de derechos humanos que atraviesa a México», anticipó Tamara Taraciuk Broner, subdirectora para las Américas de Human Right Watch.
«El despliegue de militares para tareas de seguridad pública durante los últimos 16 años no ha logrado reducir la violencia en México, y ha dado lugar a graves abusos de derechos humanos, los senadores aún están a tiempo para frenar la militarización. Deberían rechazar esta propuesta».
Para el organismo, la iniciativa facultaría a las Fuerzas Armadas a realizar tareas de seguridad permanentes.
Esto mediante el control de la Guardia Nacional, la principal institución de seguridad pública del Gobierno federal, a la Sedena.
«Bajo la iniciativa se daría de baja casi a todos los elementos civiles de la Guardia Nacional, la mayoría de los demás elementos, soldados y marinos adscritos a la Guardia Nacional, quedarían sujetos a la jurisdicción militar aún cuando realizan tareas de seguridad civil», alertó HRW.
En el pasado, recordó, hubo abusos cometidos por militares contra civiles, y los soldados han logrado esquivar la justicia.
«En estos casos la iniciativa también daría amplias facultades al Presidente para desplegar militares para tareas de seguridad pública, lo cual contraviene la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos».
Luego de que la iniciativa del Presidente Andrés Manuel López Obrador fue aprobada por la Cámara de Diputados, fue enviada al Senado para su discusión.