Al celebrar la Eucaristía por la Jornada de Oración por la Paz, el Obispo Juan Espinoza Jiménez llamó a pedir durante toda esta semana por el cese de la violencia, la barbarie y el sufrimiento que generan los grupos criminales en México, por la conclusión de la guerra en Ucrania y en los distintos países que la ostentan, con deplorables consecuencias fratricidas.
“Es crucial que los mexicanos nos comprometamos en la tarea de buscar caminos de paz, de reconciliación y fraternidad. En esta semana estamos invitados a pedir por la conversión de aquellos que provocan muerte y sufrimiento. Ellos también pueden escuchar a Dios. El pecador puede convertirse y hay que solicitar la transformación de quienes causan dolor, mal y pérdida de la vida en el hermano”, expresó.
En esta oración se incluye a todas las personas que en algún momento provocan mal y muerte en los demás, porque el morir no se limita a lo físico, también con la forma en que se habla o cómo se actúa con el prójimo, recalcó el prelado. Asimismo, dijo a los creyentes que la oración es “diálogo de amor, donde podemos alabar y dar gracias, interceder, solicitar algo o pedir perdón”.

“También pedir perdón de los pecados significa saber perdonar, porque nosotros lo hacemos cuando alguien nos ofende. El que guarda rencor, resentimiento o ira no puede presentarse ante Dios para pedir perdón…” Juan Espinoza, Obispo de Aguascalientes