Édgar Contreras
Agencia Reforma

CDMX.- Pese al COVID-19, el show debe continuar.
La insistencia de las Federaciones Miembro (FM) de reanudar sus torneos orilló a la FIFA a tomar una serie de medidas que brinden seguridad jurídica a los clubes y a los futbolistas, con tal de que el balón siga rodando cuando se controle o supere la crisis de salud pública.
Con tal respaldo, la Liga MX y otras competencias refuerzan la postura de culminar sus respectivos torneos.
El organismo rector del balompié mundial realizó enmiendas y exenciones temporales al Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores, lo cual anunció en el documento “COVID-19. Cuestiones Regulatorias Relativas al Futbol”.
Esas acciones le dan oxígeno a la industria, como ocurre con la Liga MX y su Clausura 2020 de Primera División, Ascenso MX y categoría femenil.
La FIFA aprobará todas las solicitudes de ampliación de la fecha de finalización de la temporada.
Además, aquellos jugadores que terminaban su vínculo laboral en junio mantendrán el contrato vigente hasta que acabe el torneo y gozarán de una extensión en periodo de registros.
Los clubes también tendrán garantías ya que la prioridad es la finalización de la temporada vigente y no el inicio de la próxima, por lo cual los futbolistas ya contratados con otro equipo solo podrán reportar hasta culminar su actual compromiso.
El organismo aclara que la reactivación de las competencias dependerá del contexto de cada país, en la lucha contra el coronavirus.
“La FIFA no está en condiciones de indicar a las FM cuándo deberá reanudarse el futbol en cada país o territorio o tomar decisiones a este respecto; cada FM deberá tomar esa decisión de acuerdo con las indicaciones de las autoridades sanitarias nacionales pertinentes”, informa.
En México aún es pronto para saber cuándo continuará el Clausura 2020, pero los dueños del balón desean que se jueguen los 7 partidos restantes de Fase Regular, así como la Liguilla y ya hay ayuda de FIFA para ello.