José Díaz Briseño
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.- La Administración del Presidente Joe Biden buscará la inmediata extradición de Rafael Caro Quintero desde México para enfrentar cargos por el secuestro, asesinato y tortura del agente especial de la DEA Enrique «Kiki» Camarena, aseguró el Departamento de Justicia de Estados Unidos.
La dependencia estadounidense aseguró que el arresto es resultado del trabajo de la Administración para el Control de Drogas de EU (DEA) así como de las agencias mexicanas.
«No existe un escondite para nadie que secuestre, torture y asesine a las fuerzas del orden estadounidenses (…) Estaremos buscando su extradición inmediata a los EU para que pueda ser juzgado por estos crímenes», expuso, en un comunicado, el Procurador General Merrick Garland.
«Estamos profundamente agradecidos con las autoridades mexicanas por la captura y arresto de Rafael Caro-Quintero. El arresto de hoy es la culminación del trabajo incansable de la DEA y sus socios mexicanos para llevar a Caro Quintero ante la justicia por sus presuntos delitos».
Con una recompensa de 20 millones de dólares, el Gobierno estadounidense tiene fincados cargos contra Caro Quintero ante la Corte Federal del Distrito Central de California por el secuestro y asesinato en 1985 de Camarena así como por crímenes violentos, tráfico de mariguana y cocaína y operar una empresa criminal.