Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Gobierno de Estados Unidos quiere que sus agentes de la Administración de Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) puedan seguir operando en México, dijo ayer el Embajador Ken Salazar.
REFORMA publicó el viernes que, de acuerdo con la cadena de televisión CNN, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador lleva meses deteniendo la aprobación de visas para alrededor de 24 agentes de la DEA desplegados en territorio mexicano.
Afectada por las nuevas restricciones impuestas a la actuación de agentes extranjeros en territorio mexicano, la jefa de la agencia antinarcóticos estadounidense, Anne Milgram, pidió la semana pasada al Fiscal Alejandro Gertz permitir a la DEA colaborar en operaciones anticrimen con policías mexicanas.
Sobre este tema, en su primera conferencia de prensa en el País, ayer el Embajador Salazar dijo que es parte de lo que se verá con el nuevo acuerdo «Entendimiento Bicentenario», firmado el viernes, para que se les permita entrar a México.
«Sobre los agentes de la DEA, la realidad es que es parte del futuro, es lo que este acuerdo del Bicentenario va a hacer. Nos va a dar la oportunidad de asegurar que los recursos de los Estados Unidos trabajen con el Gobierno de México para asegurar que haremos lo que tenemos que hacer», dijo.
El Embajador señaló además que, los recursos de apoyo de la Iniciativa Mérida seguirán fluyendo hacia México, pero que ahora habrá mayor comunicación con el Gobierno de López Obrador.
«El dinero sigue, vamos viendo a dónde se va a ir, pero vamos a hacerlo en cooperación con el Gobierno mexicano. Le doy mi palabra al Gobierno mexicano que vamos a trabajar junto con ellos, va a haber una colaboración muy buena», aseguró.
Explicó que uno de los objetivos del acuerdo de cooperación «Entendimiento Bicentenario», es romper las cadenas de criminalidad en el tráfico de drogas y de personas, que son las que generan la situación de violencia e inseguridad que hay en ambas naciones.
Destacó que una de las principales visiones es que se deben generar condiciones de esperanza en las comunidades, para evitar que los jóvenes se sumen a los grupos criminales.
«Se tiene que crear esperanza para la gente no se vaya por el mal camino y al mismo tiempo tenemos que combatir a los traficantes de drogas, a los traficantes humanos, porque lo que los une a todos es el dinero, ellos siguen adelante por el dinero.

Esperanza contra migración
Con la misma estrategia de crear esperanza entre las personas que buscan llegar a Estados Unidos, a fin de que se queden en sus lugares de origen, se busca detener la migración ilegal, planteó Salazar.
En conferencia, el diplomático estadounidense anunció que para controlar los flujos migratorios que se han disparado en los últimos meses, el Secretario de Estado de su país, Antony Blinken, considera crear un «sistema de migración regional», aunque no comentó en qué consistiría.
«Se quiebra el corazón», expresó «ver lo que pasa con los migrantes y las condiciones en que buscan llegar».
«Estamos de acuerdo (México y EU) en que lo que se tiene que hacer es ver cómo les damos esperanza en esos lugares», mencionó.
Agregó que en los intercambios entre ambas naciones se han identificado dos fenómenos. Por un lado, la migración «tradicional», de gente que busca ir a Estados Unidos para trabajar.
Por otro lado, la situación de ciudadanos de países como Haití y Venezuela, que están dejando sus países por los sucesos que ahí se dan.
Dijo que esas personas tienen esperanza de una mejor situación, pero que en su búsqueda se exponen a muchos peligros.
«Lo que está sucediendo es difícil y por eso vamos a tener que hablar más, de qué manera podemos evitar ese sufrimiento que están experimentando tantos migrantes», subrayó.
Resaltó que en la idea de generar condiciones de desarrollo, se organiza una reunión con siete Gobernadores del sureste de México y con representantes de los gobiernos de México y Estados Unidos, para analizar condiciones de inversión.