Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Para acelerar el intercambio de información sobre presuntos criminales, el Gobierno de Estados Unidos invitó a México a que incorpore agentes al Centro Nacional de Objetivos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas inglés).
En un comunicado conjunto, los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá dieron a conocer los resultados de la tercera reunión presencial del Comité Trilateral de Fentanilo (CTF) que se realizó el pasado miércoles en el Palacio Nacional.
«Para aumentar y acelerar el intercambio de información sobre criminales y actividades ilícitas asociadas con el tráfico de fentanilo y armas de fuego, Estados Unidos invitó a México para que incorpore personal en el Centro Nacional de Objetivos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EU, uniéndose al personal canadiense que ya forma parte de dicho programa», señala el documento.
El Centro Nacional de Objetivos, con sede en Sterling, Virginia, se dedica a investigar los antecedentes de los viajeros que pretenden llegar a Estados Unidos para detectar a posibles terroristas y otro tipo de criminales, así como cargamentos que puedan poner en peligro la seguridad.
En el comunicado, los tres países señalaron que se comprometieron a incrementar la colaboración en el control de precursores químicos y equipos relacionados con la producción ilícita de drogas.
«También estamos trabajando en la coordinación de esfuerzos diplomáticos para aprovechar el progreso de la Coalición Global para Abordar las Amenazas de las Drogas Sintéticas», indicaron.
Los tres países acordaron desarrollar e implementar un protocolo de análisis de drogas que permita determinar post mórtem la presencia de estas sustancias.
«Además, planeamos convocar un foro para discutir estrategias de asistencia a la recuperación a largo plazo de individuos con trastornos por abuso de sustancias», indicaron.
En materia de tráfico de armas de fuego se documentarán los aseguramientos para establecer las rutas y el modus operandi, así como identificar a los grupos criminales que están involucrados.
Los tres países se comprometieron a aumentar el uso de la base de datos de eTrace de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, para permitir mayores y más rápidas investigaciones conjuntas para prevenir el tráfico ilícito de armas en las fronteras.