Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Ejército solicitó 513 millones de pesos para continuar con las tareas comprometidas en Acapulco, Guerrero, tras el paso del huracán «Otis».
«El proyecto consiste en la adquisición de diversos bienes que permitan incrementar la capacidad de los servicios ofertados por parte de los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que se encuentran realizando actividades de auxilio a la población en el Municipio de Acapulco», anotó la dependencia en una cartera de inversión fechada este mes.
De acuerdo con fuentes militares, los soldados requieren maquinaria especializada, vehículos y otros insumos que les faciliten el retiro de escombros y reparto de ayuda.
«Los beneficios identificados con la ejecución de este programa son de tipo cualitativo. Incremento del consumo de servicios ofertados en la atención de desastres naturales. Recuperación de servicios básicos en las localidades afectadas», refiere la solicitud firmada por el director general de ingenieros, Salvador Fernando Cervantes.
El Gobierno federal indicó que las tareas de las Fuerzas Armadas son entregar canastas básicas y agua potable; mantener la distribución de paquetes de enseres domésticos y continuar con la operación de cocinas y comedores comunitarios.
La Guardia Nacional realiza labor de patrullaje, control de tránsito y seguridad a instituciones bancarias, casetas de cobro, centros comerciales, estaciones de gasolina y dependencias que participan en la reconstrucción.
Se indicó que los esfuerzos de la Secretaría de Marina se enfocan en el rescate de embarcaciones, en tanto que, en coordinación con las autoridades estatales y municipales, la Sedena, Marina y organismos de derechos humanos continúan con la localización de personas.
En tanto, en otra cartera de inversión la Marina solicitó 160 millones de pesos para la adquisición de maquinaria, vehículos y equipo especializado al Mando Naval de la Décima de la Décima Segunda Región Naval (RN-12) con el fin de fortalecer las capacidades de apoyo en actividades del Plan Marina enfocada a la población civil.
«(Esto) incrementará la capacidad de respuesta en atención a la población civil ante un fenómeno natural perturbador. Fortalecerá las capacidades y soporte logístico para la atención a la población civil en materia de ayuda humanitaria brindando accesos a servicios básicos como alimentación, atención médica, agua potable y refugio», anotó en el programa firmado por Miguel López, jefe de la Unidad Naval de Protección Civil de la institución.