César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Canciller Marcelo Ebrard reconoció que el tema migratorio no era central en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), aunque por años ha venido creciendo y afectando a toda la región.
«Qué es lo que vamos a trabajar entre varios países, aunque no era el propósito del día de hoy, no era el objetivo, hacer un sistema regional, nada más que tiene que participar Estados Unidos, que es el destino», dijo.
«Ya lo planteamos, pronto va haber consecuencias positivas de este planteamiento, tiene que haber corresponsabilidad regional y hay que apoyar a Haití».
Ebrard consideró el drama de los haitianos intentando cruzar la frontera de Estados Unidos como una crisis de corto plazo.
«No era el objetivo de la reunión de hoy, pero sí estamos trabajando en ese tema», reiteró.
En una conferencia de prensa después de la cumbre, el titular de Relaciones Exteriores minimizó las discrepancias que se dieron durante el encuentro entre los mandatarios de América Latina y el Caribe.
«Hay diferencia, que nadie se asuste de que tengamos diferencias, el problema es que las diferencias nos impedían incluso reunirnos, entones, a pesar de las diferencias que hay, que son serias, son importantes, se logró la reunión y se adoptaron varias decisiones sustantivas», destacó.
«El siguiente paso de la Celac es consolidar su estructura, porque ya está creando instituciones, la Agencia Latinoamericana es una institución sin precedentes».
Sin embargo, rechazó pronunciarse sobre la propuesta del Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de crear una Secretaría General de la Celac, pues apneas se enteraron ayer mismo.
«Pero ya estamos en otra etapa, hace año y medio no nos hablábamos, hoy estamos viendo cómo vamos a construir la autosuficiencia de América Latina en vacunas», presumió.