CDMX.- A sus 81 años, Bob Dylan busca justicia contra quien intentó dañar su reputación.
El equipo legal del ídolo de varias generaciones busca sanciones económicas contra los abogados que presentaron una demanda que alegaba que Dylan abusó sexualmente de una niña de 12 años en 1965, dio a conocer NME.
Orin Snyder, abogado principal del autor de «Like a Rolling Stone» y «The Times They Are a-Changin'», redactó una carta, difundida por Billboard, dirigida a un juez federal en el sentido de que sus colegas Daniel W. Isaacs y Peter J. Gleason «no deberían haber presentado esta acción, acusando a Dylan de un crimen atroz, si no tenían la intención de litigarlo responsablemente».
La demanda fue presentada el año pasado por una mujer identificada como J. C. Alegó que el músico abusó de ella en su habitación del hotel Chelsea, en Manhattan, cuando él tenía 23 o 24 años.
En cuanto se presentó dicha demanda, un portavoz del ganador del Pulitzer calificó las afirmaciones de J. C. de falsas.
La demanda se retiró a principios de este verano, pero poco antes, los abogados de Dylan habían acusado a la presunta víctima de destruir evidencia, pues ella no entregó unos correos electrónicos y mensajes de texto antes de la fecha límite fijada por el tribunal.
Además, después de la presentación inicial de la demanda, surgió un debate sobre si el intérprete estuvo o no en Nueva York durante el periodo del supuesto abuso. Más tarde, J. C. presentó una versión actualizada de la denuncia, alegando que el abuso tuvo lugar durante «varios meses en la primavera de 1965». (Staff/Agencia Reforma)