Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Docentes y personal educativo que trabaja con niños, jóvenes y adultos con algún tipo de discapacidad reprochan haber sido excluidos de la vacunación contra Covid-19, lo que consideran injusto y un riesgo ante el regreso a clases.
Representantes de organizaciones recordaron que sus alumnos necesitan lecciones individuales, terapias o rehabilitación. Además de que para apoyarlas se requiere de contacto físico y acercamientos que podrían propiciar contagios.
En entrevista, Mariangie Silveira -directora y fundadora de Educación Especial Más- refirió que han insistido en que se les inmunice contra el SARS-CoV-2.
Explicó que han llamado a los números telefónicos proporcionados por el Gobierno federal y enviado correos a autoridades educativas y locales, sin que tengan respuesta a su demanda.
Silveira resaltó que al ser personal con distintas especialidades como terapia de lenguaje, psicólogos, en comunicación humana, pedagogos, fisioterapia, y con perfiles en diversas ramas de educación especial, no se les pude dejar a un lado.
“Nuestra respuesta a padres de familia siempre fue que no podemos regresar hasta que estemos todos vacunados por seguridad de ellos y por seguridad de nosotros. Las familias actualmente empiezan a incorporarse paulatinamente a sus actividades laborales, situación que acelera la necesidad de tener espacios educativos terapéuticos en donde puedan asegurarles que el trabajo con sus chicos va a ser benéfico en su desarrollo”, apuntó.
A este llamado se unieron integrantes del Centro de Atención Psicológica y Psicopedagógica de Educación Especial (Capypee), del Centro de Capacitación Especial para Jóvenes A.C. y profesores independientes.