Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 20-Feb.- La diputada de Movimiento Ciudadano, Verónica Delgadillo, integrante de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, entregó ayer una solicitud al Presidente Enrique Peña Nieto para que renuncie a la pensión vitalicia que le concede la ley una vez que deje el cargo.
“Un ex Presidente sólo trabajó por seis años y recibe una pensión privilegiada. ¿De qué consta esa pensión? por ejemplo, de 205 mil pesos mensuales de por vida, que incluso su esposa puede seguir cobrando cuando él muera”, explicó en la misiva entregada en la Oficialía de Partes de la Residencia Oficial de Los Pinos.
La diputada también entregó un punto de acuerdo que contiene la misma solicitud y que, informó, presentará en los próximos días en la Cámara de Diputados.
Agregó que todos los privilegios suman casi 4 millones 800 mil pesos mensuales por cada ex Presidente, mientras que sólo una minoría de trabajadores mexicanos accede a una pensión que, además, es mínima.
“Cualquier mexicano tiene que trabajar por 30 años, haber cotizado en el IMSS por más mil 250 semanas, tener 60 años de edad por lo menos y, además, será una de las peores pensiones que existen en el mundo, de sólo el 30 por ciento de lo que recibía en su trabajo”, indicó la legisladora.