Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Para Enrique de la Madrid, llegó el momento de que el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, reflexione cuánto sirve al partido si se queda en el cargo y cuánto le ayuda si se va.
El ex Secretario de Turismo aseguró que otra razón para tomar esa decisión, es que como dirigente del tricolor, «Alito» no puede aspirar al mismo tiempo a la candidatura presidencial en 2024.
«La situación de Moreno sí impacta, y estamos seriamente preocupados porque se trata de construir una alternativa para los mexicanos, y para eso se necesita generar buenas ideas, que haya buenos candidatos y se necesita también cuidar el prestigio de los partidos.
«Entonces, claro que impacta. He sostenido que nadie es imprescindible, cada uno de nosotros debemos analizar cuándo servimos y cuándo dejamos de servir, y yo creo que ese es el tipo de reflexiones que le están pidiendo a la dirigencia del PRI», aseveró.
Está claro, agregó, que las acusaciones contra el actual dirigente del tricolor están empañando al partido y van a afectar la alianza con el PAN y el PRD.
«Sí importa y si preocupa. Los ex dirigentes del PRI están muy preocupados porque, efectivamente, ya deberíamos de estar hablando sobre las reglas del juego y cómo debería ser la selección (de candidatos), algunos de ellos opinan que tendría que ser con una dirigencia que se va a quedar más tiempo», apuntó.
«Entonces, repito, nadie somos imprescindibles, todos tenemos que tener la capacidad de ser suficientemente honestos y decir hasta qué momento dejo de servir a mi partido, en qué momento le sirvo a la alianza y en qué momento le sirvo al País», apuntó el aspirante a contender en los comicios de 2024.
En diversos actos de su partido, a Alejandro Moreno le han gritado ¡Presidente!, y él no ha descartado competir por la candidatura de la alianza opositora.
Al respecto, De la Madrid reiteró que su convicción es que se debe estar de un lado u otro, por ello, debe el diputado federal resolver de cuál quiere estar.
«Si quieres competir, lo más correcto es que no esté uno siendo parte de las decisiones de los procesos y de las reglas. Es un tanto lógico, si quiere competir, pues tiene que hacerlo en igualdad de condiciones», planteó.
«Al final del día no se puede hacer todo, lo más correcto es que haya equidad en la contienda interna».
«¿Le pediría directamente a Moreno que renuncie?», se le cuestionó.
«No, invito a una reflexión, porque la decisión la tiene él, conforme a estatutos, pero, repito, es una invitación a la reflexión, que lo haría cualquier persona, sobre qué momento se aporta o se deja de aportar», respondió.