Cortesía Europa Press
Agencia Reforma

MADRID, España.- El Dalai Lama, líder espiritual del budismo tibetano, ha pedido perdón este lunes después de que durante un acto en India besase a un niño en la boca y, posteriormente, le pidiera que le «chupara» la lengua.

El evento tuvo lugar en febrero, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha difundido ampliamente en redes sociales. En él, el Dalai Lama, de 83 años, arrima entre bromas al menor, que pide en un primer momento un abrazo al dirigente religioso, al que besa inicialmente en la mejilla.

El Dalai Lama señala después a sus labios y, tras el beso en la boca, saca la lengua y le pide que se la chupe, si bien el niño sólo acerca la cabeza y no llega a haber este último contacto.

«Su Santidad desea disculparse con el niño y su familia, así como con sus muchos amigos de todo el mundo, por el dolor que sus palabras puedan haber causado», afirma la oficina del Dalai Lama en un comunicado difundido este lunes y en la que defiende que actúa en ocasiones de manera «inocente» y «juguetona», «incluso en público y delante de las cámaras». No obstante, «lamenta el incidente».