Es necesaria una nueva reforma fiscal para fomentar el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas. Francisco Ruiz López, presidente estatal de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), lamentó que no haya esfuerzos por integrar a la base tributaria a los informales, y que para fortalecer las arcas públicas el Gobierno Federal tenga como única opción para obtener mayores ingresos el cobrar más impuestos a los contribuyentes cautivos.

Calificó la reforma fiscal impulsada por el actual Gobierno Federal como fallida, pues no ha permitido crecer a los sectores productivos del país, ya que en lugar de cobrarles a aquellos comerciantes informales que cuentan con una licencia municipal, quienes podrían ser localizados con propósitos fiscales, “les están cobrando a los mismos que siempre pagan, y les están cobrando más”.

Ruiz López indicó que hay disposición entre el sector empresarial para trabajar de manera conjunta con el Gobierno Federal, pero para que las Pymes crezcan y mejore la economía del país, el Gobierno debe reconocer sus errores, como el caso de la reforma fiscal, y volver a retomar esa discusión para crear un esquema tributario que permita crecer a las empresas, para que puedan ofrecer mejores salarios a los trabajadores.

Sostuvo que los tres niveles de Gobierno también deben reducir su gasto corriente, pues en los últimos años se ha aumentado en lugar de haberse disminuido, “y entonces, en una situación de tener más gastos y menos ingresos aparentemente, pues lo primero que se nos ocurre es subir impuestos, vamos a seguir exprimiendo el mismo trapo para ver hasta cuándo sigue sacando agua”.

Para concluir, el presidente estatal de la Coparmex sostuvo que es momento de austeridad, de recortar gasto, y de innovar para ver cómo podemos atraer más recursos, a fin de que no se vea reducida la inversión.