Daniel Santiago
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-El Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, llamó ayer a los fieles católicos a orar por un año de paz, sin conflictos entre países, ni en ciudades, ni en las familias.

«También el año 2023 esperamos que sea mejor para nuestro País, que cese la violencia, que tengamos paz en nuestros hogares, en nuestras ciudades, en nuestros pueblos», dijo en un breve mensaje de Año Nuevo difundido en redes sociales ayer.

La noche del sábado, en la misa de Año Nuevo, durante la homilía el Arzobispo pidió para que hombres y mujeres del mundo vivan en paz.

«Es un sueño que parece irrealizable, llevamos dentro de nosotros un microbio que produce violencia y guerra», dijo.

«Queremos que el 2023 sea un año pacífico. El Papa en su mensaje de esta ocasión nos pide ir juntos.

«La palabra clave de la paz es ‘juntos’, como hermanos; juntos, como seres humanos».

Instó a mantener el anhelo de paz, incluso en el círculo familiar.

«No hay por qué pelear en casa, podemos reconciliarnos y entendernos uno a otros».

Cabrera López dijo que este inicio de año es un tiempo para hacer buenos propósitos.

«No dejes pasar este inicio de año sin renovar en tu corazón la esperanza», expresó.