Iris Mabel Velazquez Oronzor 
Agencia Reforma

CDMX.- El Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes, solicitó a los sacerdotes acortar el tiempo de misas para evitar contagios de coronavirus.

Tras la confirmación de dos casos en México, llamó a tomar una serie de medidas en los templos para prevenir la propagación del virus.

Entre éstas, abreviar al máximo el tiempo de la celebración de las misas, incluyendo la homilía, a fin de que las personas no permanezcan mucho tiempo juntas en un lugar cerrado.

“Queda a su criterio la omisión de los cantos, procesión de ofrendas y otro tipo de actividades que alarguen la celebración”, acotó en un comunicado.

También les solicitó abstenerse de celebrar públicamente misas si presentan el más leve indicio de la enfermedad.

Del mismo modo, realizar la colecta posterior a la comunión para evitar que la gente maneje dinero y se contamine las manos antes de recibirla.

Así como pedir que quien distribuya la comunión se purifique los dedos con agua y jabón, o mediante el uso de un gel antibacterial.

Además de omitir la fórmula “el Cuerpo de Cristo”, a fin de evitar cualquier emisión involuntaria de saliva o, en su defecto, usar en ese momento un cubrebocas.

Instruir a los fieles para recibir la comunión en la mano, vigilando estrictamente se lleve a cabo con el cuidado debido.

Si durante la celebración se realiza el sacramento de la confesión, el sacerdote y los fieles deben usar el cubrebocas, se acotó.

“Al finalizar la Santa Misa, instruir a los fieles sobre las medidas que recomiendan las autoridades sanitarias para que los fieles tomen conciencia de la responsabilidad que tienen para cuidar su propia salud y la de los demás”, solicitó Aguiar Retes.

En tanto, a los fieles les recomendó no tomarse de las manos al momento de rezar el “Padre Nuestro”.

También omitir el gesto físico, como saludo de mano, abrazo o beso, y el “saludo de la paz”, y recibir con toda reverencia la comunión en la mano y consumirla inmediatamente frente al ministro.