Mayolo López
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El ex candidato presidencial Ricardo Anaya llamó a los diputados a no caer “en el juego perverso” del Presidente López Obrador y favorecer la destitución del Auditor Superior de la Federación, David Colmenares.

El queretano difundió en redes un video horas antes de que el Auditor compareciera ante los integrantes de la Comisión de Vigilancia del órgano fiscalizador de la Cámara de Diputados para revisar el informe de resultados de la Cuenta Pública 2019, con el que la ASF señaló un sobreprecio a la cancelada construcción del aeropuerto de Texcoco.

“Hago un llamado a todos los legisladores a no caer en el perverso juego de López Obrador: no desacrediten a la Auditoría. Si hay algún error, que se corrija, pero no tiren toda la vajilla a la basura nomás porque se rompió un plato. No desacrediten el trabajo de esas 3 mil personas que cumplen con el deber, sí incómodo para los políticos, pero necesario, de revisar la forma en que el gobierno gasta el dinero”, apremió.

Anaya pidió a los diputados no caer “en el juego de López Obrador de seguir debilitando a las instituciones. Porque a este paso no va a quedar nadie que se atreva a levantar la voz frente al presidente. De hecho, mucha de la corrupción de sexenios pasados la sabemos gracias a esas tres mil personas. Porque igual señalan la corrupción del PRI que la del PAN y ahora la de Morena”.

“Lo primero que sorprende es que solo hay un año en todo el sexenio de Peña en el que hubo más irregularidades que en el primero de López Obrador. Entonces todo ese cuento del combate a la corrupción, pues parece que es una vil mentira”.

Anaya se refirió específicamente al valor de la cancelación del aeropuerto de Texcoco, que según la estimación de la ASF “costó 200% más de lo que López Obrador nos dijo va a costar 332 mil millones de pesos.

“El Gobierno quiere aprovechar el viaje para deshacerse del titular de la Auditoría Superior de la Federación. Quitarlo y poner a una gente suya. Alguien sumiso y obediente que no se vuelva a atrever a decir que hay corrupción y torpezas en el gobierno de López Obrador. En efecto, esta semana “van a sentar al auditor en el banquillo de los acusados” y muy probablemente no solo lo obligarán a retractarse, sino que acabarán destituyéndolo.