Natalia Vitela y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador planteó ayer la sustitución del fentanilo para uso médico por otros analgésicos.
Según AMLO busca contribuir al combate del tráfico y consumo de esa droga, que ha generado una crisis en Estados Unidos.
«Voy a pedir a médicos y científicos mexicanos que analicen la posibilidad de que podamos sustituir el fentanilo de fines médicos por otros analgésicos», propuso en su mañanera.
El fentanilo, con fines médicos y en dosis bajas, ayuda a aminorar los síntomas en pacientes con dolores crónicos.
López Obrador aseveró que, a diferencia del pasado, ahora existe un «control» del ingreso de fentanilo para usos médicos.
La propuesta de AMLO generó críticas de médicos y expertos en el sector salud, porque explicaron que el fentanilo con fines médicos es un gran remedio contra el dolor crónico.
Gilberto Castañeda, especialista en farmacología del Cinvestav, explicó que desde hace 50 años el anestésico se combina con un analgésico para evitar daños en la salud o la muerte del paciente por su potente efecto.
Actualmente, detalló, para evitar riesgos se usa en menor cantidad y se combina con fentanilo.
Castañeda aseguró que el tráfico y consumo de fentanilo no tiene nada que ver con el uso médico y el que se emplea por los adictos.
Gina Tarditi, experta del Instituto Nacional de Cancerología, señaló que la idea de prohibir el fentanilo de uso médico es totalmente absurda.
Destacó que México siempre ha tenido una deuda pendiente con niños y adultos que viven con dolor crónico, ya sea por enfermedad o por traumatismos.
«Vivir con dolor no es vivir, es condenar a una muerte en vida a muchas personas que con el uso apropiado y legal de estos medicamentos pueden tener calidad de vida», señaló.
Silvia Lorenia Cruz Martín del Campo, también investigadora del Cinvestav, coincidió en que el fentanilo que circula se emplea para el tráfico y consumo, y no es el de uso médico.
Abundó que el fentanilo apareció en el mercado desde 1960 por sus ventajas sobre otros opioides.
«El fentanilo es muy eficaz para llegar al sistema nervioso central porque atraviesa la barrera hematoencefálica muy rápidamente y eso lo ha convertido en un auxiliar sumamente útil para cirugías de corta estancia», explicó.
«El fentanilo es un gran auxiliar que permite que las personas rápidamente caigan en anestesia, generalmente en combinación con otros anestésicos, y que salgan de la anestesia también muy rápidamente porque no sólo es muy potente y eficaz», explicó.