Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador propuso reformar el Código Fiscal de la Federación para castigar con cárcel a quienes incurran en defraudación fiscal calificada al evadir el pago de ISR, IVA y cuotas del IMSS e ISSSTE en esquemas de subcontratación de personal.

De acuerdo con la iniciativa difundida por la Presidencia, que ya circula entre los diputados federales, se establece que la prisión preventiva será oficiosa -sin derecho a fianza- y, también, la posibilidad de agravar las penas para castigar al infractor cuando actúe en complicidad con más

“Resulta aplicable la prisión preventiva oficiosa y penas agravadas a los casos de subcontratación y simulación de contratación de servicios especializados realizados por cualquier grupo de tres o más personas, que se dedique de manera permanente o reiterada, a ofrecer, planear, asesorar o ejecutar estos esquemas ilegales que tengan como fin dañar al Fisco Federal, lo cual será perseguido como delincuencia organizada”, refiere.

“(Y por) cualquier empresa o persona que haya recurrido a estos esquemas ilegales, misma que será perseguida penalmente por la comisión de delitos fiscales calificados que atentan contra la seguridad de la Nación, siempre que no acudan a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a regularizar su condición fiscal dentro de los plazos que señala la propia Secretaría”.

En la exposición de motivos se propone incorporar al 108 del Código que el uso de esquemas simulados de prestación de servicios especializados o la subcontratación de personal constituyen calificativas en la comisión del delito de defraudación fiscal y sus equiparables.

Según el documento, esta disposición permitirá identificar a los beneficiarios finales de este esquema de abusos.

El proyecto refiere que la subcontratación ilegal genera afectaciones al fisco y a los trabajadores por la evasión en el pago de ISR, ya que se presentan deducciones falsas, retenciones o no se entera al fisco; de IVA, por el acreditamiento indebido, y por la falta de pago de cuotas del IMSS y el Infonavit.

“Es bien sabido que las conductas que se llevan a cabo a través de una persona moral normalmente son en beneficio de un tercero, esto es, el patrón, incluyendo accionistas, administradores y las personas que tengan control efectivo de la empresa, pues ilegalmente retienen y no enteran el ISR y acreditan el IVA de manera indebida, en adición a que disminuyen los derechos laborales de sus trabajadores”, señala.

El proyecto establece que se aplicarán estas sanciones, con independencia de que otros delitos fiscales relacionados con actos de simulación laboral o subcontratación ya pueden ser castigados como delitos calificados en la actualidad.

“Es importante armonizar el catálogo de calificativas en virtud de la grave afectación ocasionada a la recaudación del Estado mexicano”, indica.
Y dinero
Por otro lado, se plantea incorporar a la Ley Federal del Trabajo sanciones económicas que podrían rebasar los 4.3 millones de pesos para castigar a quienes realicen subcontratación de personal, a las personas físicas o morales que presten servicios especializados o ejecuten obras especializadas sin la autorización, y a quienes se beneficien de esas acciones.

En la Ley del Seguro Social se propone incorporar una sanción por presentar fuera del plazo la información relacionada con la contratación de servicios especializados.

También se castigará hasta con 150 mil pesos cuando las empresas no entreguen la información y documentación a los trabajadores sobre su contratación.

En los transitorios, se establece que la reforma podría entrar en vigor el primero de enero del 2021, en caso de que las cámaras del Congreso la aprueben.