Claudia Guerrero 
Agencia Reforma

CDMX.- Ante la demanda de más recursos federales y hasta de una revisión del pacto fiscal, el Presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a los gobernadores apretarse el cinturón y reducir los gastos de sus administraciones.

En conferencia, sugirió a los mandatarios locales realizar recortes, aunque sin tocar a los trabajadores públicos.

“Nosotros lo que recomendamos es que se haga un ajuste a los presupuestos y la mejor recomendación es el que se aplique la política de austeridad republicana, bajo el principio de que no puede haber gobierno rico con pueblo pobre”, señaló.

“Entonces, a reducir gastos sin despedir trabajadores, apagar la luz, no pagar tanto el teléfono, tanto en gasolina, tanto en viajes, en viáticos”.

En días recientes, gobernadores emanados de diversos partidos políticos han demandado al Gobierno federal la entrega de recursos extraordinarios para hacer frente a la pandemia del Covid-19.

Además, en el caso particular de Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila, Chihuahua y Jalisco, se ha planteado la posibilidad de revisar el pacto fiscal, tras expresar su inconformidad del dinero que es regresado a las arcas estatales.

Este lunes, el Presidente advirtió que su gobierno ha cumplido puntualmente con la transferencia de recursos correspondientes a las participaciones federales.

Sin embargo, reconoció que la caída que reportan los estados en sus ingresos puede estar relacionada con una baja en la recaudación tributaria, pero a nivel local, como consecuencia de la propia pandemia.

“Esos ingresos propios son el cobro de predial, de agua, el impuesto a la nómina, entonces ahora quienes tienen más ingresos propios y están siendo afectados por el coronavirus”, indicó.

“Vamos a hablar de los estados turísticos que tienen en algunos casos impuestos en la nómina, si les baja la contratación de trabajadores reciben menos ingresos del impuesto de la nómina y otros impuestos locales, entonces sí habría una disminución, no así en el caso de las participaciones federales”.