Staff
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-La consulta de Revocación de Mandato del Presidente Andrés Manuel López Obrador es un proceso innecesario para un mandatario popular, con apenas tres años y que oculta propósitos de perpetuidad. Por ello, lo mejor es abstenerse de participar.
Lo anterior es lo que opina Carlos Sepúlveda Valle, ex Magistrado y ex diputado local.
Considera que un voto en contra es un voto bien recibido por Andrés Manuel López Obrador, quien inflaría su vanidad con una participación alta.
«La gente debe abstenerse de ir a votar porque es un proceso innecesario. López Obrador tiene más del 60 por ciento de aprobación. Hace menos de un año ganó claramente la mayoría en la Cámara de Diputados y las gubernaturas en juego.
«Es un proceso viciado; él es el que lo convocó, él es el que lo promueve haciendo propaganda, modificando leyes dentro del proceso», subrayó.
Sepúlveda advierte que con este ejercicio de consulta, el Mandatario estaría diseñando su permanencia en el poder hacia 2024.
«Es para darse un masaje de popularidad; y, dos, para preparar el terreno para su continuidad en 2024», mencionó.
No cree que López Obrador busque la reelección, pero sí vislumbra un escenario parecido al ‘Maximato’, donde el ex Presidente Plutarco Elías Calles controlaba elecciones y gobernantes tras su salida del poder en 1928.
«No reelección porque la Constitución lo prohíbe y no ganaría; quiere establecer un mecanismo que le permita continuar en el poder con cualquier figura que él invente en los próximos tres años», explicó.
Advirtió que consolidar una Reforma Electoral sería muy sencillo con la mayoría de Morena y sus aliados en el Congreso de la Unión.
El ex Magistrado describió a la promoción de un proceso de Revocación como un derecho de los ciudadanos para remover a un mal gobernante en casos de gravedad.
Hay antecedentes de su aplicación en Estados Unidos, mas únicamente en los casos específicos de los gobernadores de Dakota del Norte (1921) y California (2003) en un lapso de 100 años. En ambos casos, los autores de la iniciativa no fueron los mismos enjuiciados.
Las consultas para revocar presidentes se limitan a Venezuela y Bolivia, donde salieron victoriosos sus promotores Hugo Chávez y Evo Morales, respectivamente, quienes prolongaron sus mandatos entre 13 y 14 años.
En cambio, Chávez no acató el referéndum perdido en 2007 ni Morales su derrota en 2016.
Sepúlveda prevé un escenario similar con AMLO; aunque es una utopía que pierda, apuntó, pero no aceptaría un hipotético fracaso.
Estima la participación de 20 millones de electores a nivel nacional, donde 80 por ciento apoyaría la continuidad. En Jalisco pronostica una de las votaciones más bajas.

¡Participa con tu opinión!