Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Ante las inundaciones que afectan prácticamente a todo el territorio tabasqueño, el Presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a sus paisanos a refugiarse en albergues porque la situación empeorará.
“Paisanas, paisanos tabasqueños: están creciendo los ríos y sigue lloviendo. Manténganse informados y por precaución si viven en zonas bajas, mejor busquen refugios en albergues o con familiares que tengan casas en partes altas. Aunque se afecten muebles, viviendas y otros bienes, lo principal es la vida, lo material se repone y nosotros les ayudaremos siempre”, publicó en Facebook.
Y en declaraciones ofrecidas ayer durante su gira por Nayarit informó que la presa Peñitas volverá a ser desfogada.
“También está lloviendo en la parte alta de la presa Peñitas, y está muy lleno el vaso y se tiene que ir soltando agua porque se tiene que evitar una tragedia mayor”, anticipó.
Culpó a gobiernos pasados y a la corrupción por las inundaciones.
“Esto sucede porque desde hace muchos años no hay programas para desazolvar los ríos, hay tapones que impiden que el agua pueda fluir (…) Porque no se han hecho obras de desazolve. No se han hecho bordos, la corrupción también permitió que construyeran en zonas bajas. Son las primeras en inundarse porque eran vasos reguladores que fueron rellenados con zonas habitacionales y ahora se está padeciendo por eso”, dijo.
Los 17 municipios de la entidad están afectados tras fuertes lluvias y dos desfogues de la presa Peñitas, uno de ellos mal calculado según admitieron autoridades federales
El tercer desfogue, anunciado ayer por AMLO, provocaría más daños en los municipios de Nacajuca, Jalpa y Cunduacán, por lo que sería necesario evacuar a unas 25 mil personas.
Se prevé que este sábado se agrave la situación.
“Peñitas está desfogando en mil 742 metros cúbicos por segundo, traen los de la CFE un problema porque el ingreso es mucho mayor, es de 2 mil 642, casi mil metros cúbicos por segundo”, dijo este viernes el Gobernador Adán Augusto López en entrevista con XEVT.

Y presumía ‘nuevo modelo’
El 18 de octubre, López Obrador presumió un nuevo modelo de manejo de la hidroeléctrica de Peñitas.
El Ejecutivo federal afirmó que la presa desfogaría a 300 metros cúbicos por segundo, mientras que la Marina iba a dragar todos los ríos para evitar futuras inundaciones.
“Antes no había control adecuado y se soltaba más agua de lo debido, inclusive hace unos días, por los huracanes, hubo un mal pronóstico porque se pensaba que iba a llover más y para asegurar que no se presentara una tragedia, una ruptura de la represa, una saturación por completo del vaso, se soltó agua y se inundó Tabasco”, dijo.