Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: El Presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a Estados Unidos informar sobre una indagatoria de presuntos narcoapoyos a su campaña en 2018, la cual trabaja el New York Times en un reportaje.

«Esto está interesante porque el Gobierno de Estados Unidos ahora va a tener que informar», dijo López Obrador.

«Yo espero que el Gobierno de Estados Unidos exprese algo, manifieste algo también. Si no quieren decir nada, si no quieren actuar con transparencia es su asunto, pero cualquier Gobierno democrático, defensor de las libertades, tendría que informar».

Durante su conferencia en Palacio Nacional, el Mandatario federal informó que se enteró de las indagatorias a través de un cuestionario que le fue enviado por el New York Times, que prepara una publicación sobre las pesquisas, las cuales finalmente fueron cerradas para evitar un conflicto diplomático.

«La investigación de autoridades estadounidenses basada en testimonios de informantes y transferencias de dinero (ventilan) que aliados cercanos del Presidente se reunieron con (narcos) y recibieron millones de dólares. La investigación fue cerrada luego que autoridades estadounidenses concluyeron que podía causar un conflicto diplomático en México, en gran parte la decisión se tomó tras la reacción del Gobierno de México cuando Estados Unidos arrestó al General Salvador Cienfuegos en 2020», cita la primera parte del cuestionario del NYT alusivo a la investigación que había abierto Estados Unidos.

Tras leer esto en la conferencia, el Presidente negó que hubiera recibido millones de dólares del narco y dijo que Estados Unidos le tuvo miedo, razón por la que -consideró- aquella Nación decidió desistir en continuar con dicha investigación en su contra.

«O sea, nos tuvieron miedo, porque a México se le respeta. Entonces, es falso, completamente falso», aseguró.

-¿Sabía el Presidente o miembros de su Gobierno sobre una investigación reciente?

-No, porque es falso lo que sostienen.

-De ser así, qué reacción hubo en Palacio Nacional?

-Pues nada, la nada.

En su lectura del cuestionario enviado por el NYT, a López Obrador se le cuestiona sobre la existencia de un supuesto video donde se puede ver a sus hijos recibiendo dinero del crimen organizado.

Además, en una de las preguntas se advierte sobre la presunta recepción de dinero, en marzo de 2020, cuando ya en funciones de Presidente viajó a Badiraguato, Sinaloa, y saludó de mano a la madre de Joaquín «El Chapo» Guzmán, fundador del Cártel de Sinaloa.

-Un tercer informante contó a los investigadores que los cárteles estaban en posesión de videos que mostraban a los hijos del Presidente recibiendo dinero procedente del crimen organizado. ¿Cómo responden a este testimonio?

-¿Dónde están los videos? Es una vergüenza, no cabe duda que este tipo de periodismo está en franca decadencia, es un pasquín inmundo el New York Times.

-La investigación también rastreó pagos del crimen organizado a intermediarios del Presidente, al menos uno de sos pagos ocurrió más o menos al mismo tiempo que el Presidente viajó a Sinaloa en marzo del 2020 para reunirse con la madre de Joaquín Guzmán Loera…

– O sea, fui a buscar el dinero o fuimos porque mientras yo me entrevistaba con la señora el que fue conmigo recibió el moche (dijo AMLO sarcásticamente) Pero miren la distorsión, la mala leche… ¿O sea yo viajé a Sinaloa para reunirme con la madre de Joaquín Guzmán Loera? Cuando este je, je, je yo fui a supervisar un camino que se construyó y que este ya lo inauguramos de Badiraguato a Guadalupe y Calvo, Chihuahua. Y en el campamento y en la supervisión, además pública, estaba la señora que quería hablar conmigo para entregarme una carta en la camioneta para que le ayudara para que una de sus hijas pudiera visitar a su hijo en Estados Unidos en la cárcel, que yo le ayudara con el Gobierno de Estados Unidos. Me dio la carta, me bajé, la saludé y me entregó la carta y esta se la entregué al Secretario de Relaciones Exteriores para que hiciera los trámites en la Embajada del Gobierno de Estados Unidos en México con el propósito que le dieran la visa para que fuera a visitar a su hermano, porque la solicitaba una de sus hijas.

Otra de las preguntas del cuestionario del NYT mencionaba que otro informante de la investigación de EU relató que tras la elección del 2018 uno de los fundadores del cártel de los Zetas pagó 4 millones de dólares a un aliado de López Obrador, uno de ellos un ayudante oficial y otro un asesor, con la esperanza de salir de prisión.

Además de que acusaba que uno de los confidentes más cercanos del Mandatario federal se había reunido con Ismael Zambada García, uno de los principales capos del Cártel de Sinaloa, antes de las elecciones del 2018.