Al secundar el mensaje del Papa Francisco y en el marco de las fiestas del Quincenario de la Virgen de la Asunción, el Obispo Juan Espinoza Jiménez hizo ayer un llamado a los católicos para “no dejarse llevar por el temor ni la pereza”. Agregó que esto significa que es necesario mantener la fe y la esperanza, “dos palabras clave para superar los miedos que nos paralizan y para superar la tentación de una vida pasiva y adormecida”.
Durante la celebración eucarística en su recinto sede, la Catedral Basílica, el Prelado consideró que los seres humanos suelen sentirse presos de un sentimiento de desconfianza y de angustia, que es el miedo a no lograr sus deseos, a no ser reconocidos ni amados, a no conseguir sus proyectos y a no ser felices.
El pastor dijo que ante esta situación, la persona se afana en buscar soluciones para encontrar espacios dónde emerger, acumular bienes y riquezas, para sentirse seguro, pero “lamentablemente se termina viviendo en la ansiedad y en la preocupación constante”, expresó.
En la homilía, monseñor Juan Espinoza precisó que para superar esas emociones “es necesario confiar en el Padre Celestial que nos ofrece y nos da todo lo que necesitamos. Nos acompaña con su providencia, cuidando de nosotros día a día” y pidió “tener confianza en el Señor, soltando la pereza”.

Es necesario estar despiertos y vigilantes de nosotros mismos y de los demás, (…) estar disponibles para escuchar, acoger y estar preparados (…) ser responsables y administrar los bienes que recibimos…” Juan Espinoza, Obispo de Aguascalientes