La pandemia del COVID-19 debe manejarse con visión técnica y no política, estableció la senadora panista Martha Márquez Alvarado tras reiterar que el Consejo de Salubridad General debe cumplir con su mandato constitucional y estar al frente de esta situación y no el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

En videoconferencia de prensa, la senadora panista por Aguascalientes, Martha Márquez, solicitó de nueva cuenta que el Consejo de Salubridad General asuma la responsabilidad de la pandemia, tal como lo señala el artículo 73 fracción XVI de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, al ser el máximo órgano en temas de salud. En tal sentido, dijo que contrario a lo que ocurre en otros países, el Gobierno Federal en México toma decisiones unilaterales sin consultar a los expertos y que se contradice una y otra vez.

Resaltó que a la fecha el país registra 28 mil 510 decesos por COVID-19, cifra que sobrepasa incluso a España, lo que coloca a México en el sexto lugar mundial en mortalidad por la pandemia. Además, agregó que el propio subsecretario Hugo López-Gatell ha reconocido que la cifra es mayor a la que han presentado, lo cual revela un mal manejo de la pandemia. “Esto parece como una burla, porque sí hay más contagios y mienten diciendo que la curva se aplanó y nada más no vemos dónde se está aplanando, pues siguen creciendo los contagios”.

Adicionalmente, Márquez Alvarado hizo un nuevo llamado a las autoridades de salud federal a atender a la brevedad el desabasto de medicamentos oncológicos, luego de que de las 29 unidades oncológicas que hoy se necesitan solamente se han comprado 14, dejando incompletos los tratamientos de los menores, por lo que el Gobierno Federal se exime de toda responsabilidad justificando que se debe a un desabasto internacional, cuando la realidad es que cambió el esquema en la compra de medicamentos y es lo que ha provocado el desabasto.“El problema es que no se realizó la compra a tiempo, a diferencia de años anteriores; este año se han comprado apenas el 39% de las piezas oncológicas requeridas, y eso no es lo peor, se han adquirido piezas con incremento de hasta 124%”.