Urge que haya claridad sobre cómo quedará definido el tema del outsourcing o subcontratación de personal, se ha considerado pertinente una prórroga para que las empresas se adapten a las nuevas disposiciones laborales, lo cual brinda un tanto de aire a la iniciativa privada, pues ya no fue obligada la aplicación de la conocida como ley del outsourcig a partir del 1º de agosto como se esperaba, sino que se ha dado otro mes para ello.
El presidente del Consejo Coordinador Empresarial en la entidad, Raúl González Alonso, manifestó que era lo mínimo que se esperaba, pues estos años han sido complicados para los empresarios que han ido avanzando contracorriente, con disposiciones del Gobierno Federal que inhiben la producción y la inversión.
Lamentó que a pesar de haber buscado el acercamiento con las autoridades del Gobierno Federal por parte de los distintos grupos del sector empresarial, ha quedado claro que el Gobierno Federal realmente no pone las condiciones para que las inversiones prosperen y que la actividad económica tenga mejor desempeño, pues si bien se han hecho esfuerzos en lo local que han sido bien enfocados, no tener el apoyo federal entorpece algunos proyectos.
En cuanto a la tan citada reforma en materia de subcontratación de personal, mejor conocida como ley outsourcing, se dejó llegar al límite del plazo que se había dado para que las empresas que se dedican a la subcontratación se regularizaran, para lo cual se ha dado una ampliación del plazo y que no fuera con fecha al 1º de agosto, sino un mes después.
El presidente de la cúpula empresarial resaltó que con las nuevas condiciones de trabajo para quienes se dedican al outsourcing, se han perdido empleos, pues una condición para poder ejercer la subcontratación es que estas empresas se registren en un padrón, del cual podrán ser seleccionados como prestador de ese servicio de outsourcing, de no hacerlo, podrían ser objeto de cuantiosas multas.