Comercializadores de productos pesqueros se encuentran en la mira de autoridades sanitarias, con la intención de ubicar y hasta asegurar productos en mal estado. El director de Regulación Sanitaria, Octavio Jiménez Macías, explicó que desde antes de que arrancara la Cuaresma, se ha estado trabajando con personal de diversos establecimientos, a fin de concientizarlos sobre la importancia de preservar pescados y mariscos en buen estado. El año pasado al término de la Cuaresma, habían sido asegurados alrededor de 15 kilos de producto pesquero que había sido detectado en mal estado.