El conjunto dirigido por Ronald Koeman sigue sin poder levantar en la liga española, ya que el día de ayer empató 1-1 en su vista ante el Alavés, cayendo hasta el lugar 12 de la tabla española.
A pesar de llevar un buen paso por Europa, el Barcelona no ha podido mantener un buen rendimiento dentro de la liga española, sumando cuatro partidos consecutivos sin poder ganar, algo que no es usual en el equipo catalán.
En su partido de ayer, los culés comenzaron bastante bien, generando jugadas en ataque y contando con al menos tres jugadas claras que pudieron abrir la lata en el estadio Mendizorroza; una de Ansu Fati, un tiro libre cobrado por Messi y otra jugada en ataque por parte de Griezmann no fueron suficientes para poner arriba al conjunto catalán.
A la media hora de juego llegaría la jugada clave del partido, los blaugranas jugaban en la defensa para tratar de dividir el esférico, y Piqué le cedió el balón a Neto, quien no controló bien la bola, por lo que Luis Rioja aprovecharía este error del arquero del Barça para quitarle el balón y llegar solo al marco visitante, anotando así el 1-0.
En los siguientes minutos el Barcelona tuvo que remar contra corriente, ya que el Alavés con un gol a su favor presionó mucho más a nivel defensivo, algo que sin duda puso en aprietos a Koeman, quien tuvo que hacer infinidad de cambios en el ataque con la esperanza de remontar el marcador.
Al 63′, Antoine Griezmann recuperó el balón en los linderos del área, y corrió hacia el marco rival, quedando mano a mano con el portero local, y con una definición de “vaselina” el francés empató el encuentro 1-1.
A pesar de tener más jugadas y jugar con un hombre más, el Barcelona no pudo remontar el partido y se tuvo que conformar con un punto. Con este resultado el club culé suma 8 puntos de momento, ocupa el lugar 12 de la tabla general y cada vez se aleja más de equipos importantes como Real Madrid, Atlético de Madrid y Real Sociedad, quienes comandan el campeonato.