Mediante un trabajo coordinado, policías estatales, policías preventivos de Asientos y agentes de la Policía Cibernética lograron frustrar un secuestro virtual del que era víctima un ancianito.
Así mismo, se evitó que sus familiares depositaran 10 mil dólares que les estaban solicitando supuestamente para liberarlo.
Los hechos se registraron desde el pasado sábado, cuando el señor Jesús, de 64 años, recibió una llamada del número 492 197 3851, mientras se encontraba en su domicilio ubicado en el poblado de Villa Juárez, en el municipio de Asientos.
Minutos después, su esposa lo vio salir de la casa apresuradamente, sin explicarle el lugar hacia donde se dirigía.
Sin embargo, horas más tarde, un hijo que radica en los Estados Unidos, comenzó a recibir llamadas telefónicas donde le informaban que tenían secuestrado a su papá y para liberarlo tenía que depositar 10 mil dólares, ya que de lo contrario no lo iba a volver a ver con vida.
Cuando el hijo se comunicó con la mamá para preguntar por su papá, ésta le comentó que ya tenía varias horas de haber salido del domicilio y no había regresado.
Al presumir que efectivamente había sido secuestrado, pidieron apoyo al teléfono de emergencias 911.

Al pensar que se trataba de un secuestro virtual, la Policía Cibernética inició con las investigaciones, al tiempo que policías estatales y policías preventivos de Asientos implementaron un operativo de búsqueda del ancianito.
Fue hasta el domingo por la mañana cuando policías estatales lo localizaron en el poblado de La Dichosa, en el municipio de Asientos, cuando viajaba en una Combi de pasajeros foráneo.