El gobernador Martín Orozco Sandoval y la presidenta del DIF Estatal, Yolanda Ramírez de Orozco, develaron la placa de remodelación del Centro de Rehabilitación e Integración Social (CRIS), cuyo monto de inversión asciende a cerca de cinco millones de pesos, obra que arrancó en los primeros días de su administración.

“Esta remodelación fue un compromiso y una obra que arrancamos a los pocos días como Gobierno, la entregamos este día en el tiempo convenido con todos los beneficios que implica. Aumentamos la capacidad de atención en un 64%, pues antes el CRIS recibía 2 mil 200 pacientes y con esta remodelación brindamos servicio a más de 3 mil 600 pacientes al mes, que también permitirá que su rehabilitación física sea más digna, eficiente, funcional y en menor tiempo”, añadió.

Anunció que gestionó y entregará al DIF Estatal 30 millones de pesos adicionales a lo presupuestado para la dependencia en este año, a fin de fortalecer áreas y programas dirigidos a sectores sociales muy sensibles, monto que invertirán durante los últimos cinco meses del presente año.

Asimismo, reconoció la labor de todo el equipo médico y administrativo del área, pues son la parte cálida, humana y más importante para la recuperación de las personas que tienen alguna discapacidad física temporal o permanente, y que al contar con el equipamiento e instalaciones adecuadas, como es el caso de este centro, contribuyen a la reincorporación de los pacientes a la dinámica social, familiar y a sus actividades diarias.

La primera dama explicó que en el primer semestre del año, el Centro ofreció más de 144 mil servicios, como terapia física, consulta general, nutrición, servicio dental, medicina preventiva y de especialidades, muchos de ellos a personas en condiciones socioeconómicas vulnerables.

Las áreas de mayor tráfico de personas con discapacidad quedaron renovadas, y con ello se garantiza una mayor seguridad y el derecho a disfrutar de lugares accesibles y de mayor calidad, lo cual contribuye a su recuperación para su posterior inclusión en la sociedad.

Finalmente, señaló que se atendieron más de mil metros cuadrados, destacando la ampliación de los espacios de servicios sanitarios, la instalación de un mayor número de regaderas y vestidores, además de remodelar los ya existentes y la rehabilitación de los baños de hidroterapia.