Personas con algún tipo de discapacidad mental, motriz y visual estudian su Bachillerato bajo la modalidad no escolarizada o reciben alguna capacitación para el trabajo en el CECATI 164 a través de las 10 especialidades que ofrecen, destacó su director, Samuel Acosta Hernández.
En entrevista para El Heraldo, el director del Centro de Capacitación para el Trabajo Industrial 164, ubicado en la calle Primo Verdad a espaldas del Templo de San José, comentó que dicho plantel ofrece 10 especialidades en Confección Industrial de Ropa; Diseño de Modas; Auxiliar de Enfermería; Alimentos y Bebidas; Inglés; Estilismo y Bienestar Personal; Cosmetología; Artesanía en Pastas, Pinturas y Acabados; Informática; y Asistencia Ejecutiva.
Detalló que la particularidad del CECATI 164, es que también ofrecen dos programas especiales llamados Aula POETA y Aula CAED para apoyar la educación y capacitación de personas con discapacidad, a través de un certificado que otorga el DIF o alguna institución de salud para que puedan ingresar al plantel.
Indicó que en el aula POETA brindan capacitación principalmente en Informática a 250 estudiantes, con la idea de que puedan aprender a manejar los programas básicos, dependiendo de la discapacidad con la que llegan, además de formación en el área de desarrollo humano y en habilidades emprendedoras.
En tanto que en el aula CAED, que es el Centro de Atención a Estudiantes con Discapacidad, atiende a más de 25 estudiantes para estudiar el bachillerato no escolarizado con la idea de que concluyan sus estudios en 5 años, así como ofertarles las 10 especialidades de capacitación con las que cuenta el plantel.
Indicó que estos dos programas ofrecen becas económicas de 1,500 pesos mensuales, a través de la Subsecretaría de Educación Media Superior de la SEP durante el periodo en que están inscritos en el CECATI.
Además de anunciar que están por firmar un acuerdo de colaboración con el Municipio de Aguascalientes a través de la Secretaría de Desarrollo Económico para formar a personas que les hagan llegar, o los estudiantes que tienen en diferentes especialidades para el autoempleo, como estilismo, cosmetología, alimentos y bebidas, enfermería auxiliar o confección de ropa, para que tengan un apoyo económico y puedan poner su propio negocio.