Tras recomendar a la población que no compre ilusiones que pongan en riesgo el patrimonio familiar, el titular de la Secretaría de Gestión Urbanística, Ordenamiento Territorial, Registral y Catastral (Seguot), Armando Roque, advirtió que persisten los fraudes en la venta de tierras y fincas, tanto en el medio rural como urbano.

Hizo un llamado a la gente, a no dejarse sorprender y para ello hay que evitar convenios privados, que no tienen validez oficial, máxime cuando se desconozca si el solar o la casita que les venden, tiene escrituras y si realmente está a nombre del vendedor.

Hay vivales que ofertan lo que no tienen y las personas de buena fe, a quienes logran envolver, les dan un dinero que nunca recuperarán.

Cualquier operación de compra venta debe hacerse ante notario público, para tener la certeza de que la propiedad está en regla, que no se trata de un bien ficticio.

Este tipo de fraudes es más común en asentamientos irregulares y en ejidos que se encuentran en la misma condición, pero se pueden dar en cualquier zona de cualquier municipio.

La gente debe cerciorarse primero si el inmuebles que va a adquirir está regularizado y se recomienda desconfiar del vecino o del compadre en caso de no haber escrituras de por medio. También debe desconfiarse de las grandes “oportunidades”, porque detrás de una propiedad muy barata, puede haber un fraude.

Hay vivales que en una simple hoja en blanco, con su puño y letra se comprometen a la venta de determinado lote, a cambio de un anticipo, y con pagos mensuales, pero sin que haya certeza jurídica.

Para constatar que la tierra está regularizada, los interesados en adquirir un predio pueden marcar al 4499102045, extensión 3042, donde les proporcionarán toda la información que soliciten.

Armando Roque seguirá al frente de la Seguot, mientras se nombra al sucesor.